Home arrow Entorno de la Casa Rural arrow El Barco de Ávila

 

El Barco de Ávila
El Barco de Ávila está situado en el límite de las provincias de Salamanca, Cáceres y Ávila, al suroeste de ésta, siendo cabeza natural de la comarca formada por los Valles del Tormes y del Aravalle.

Al hallarse en las inmediaciones de la Sierra de Gredos, su clima es continental alpino, con inviernos fríos y veranos suaves.

Se dice que El Barco de Ávila tomó su nombre de una barca utilizada para pasar el río, sin embargo diversos autores apuntan a varias palabras de las que luego derivó el nombre: bar, en hebreo casa, del celta barca, del euskera bartzea o reunión de aldeas o del ibero bar, cumbre, del árabe barr por arrabal.

Carecen totalmente de fundamento las versiones que circulan sobre que antes de la división provincial de Javier de Burgos, en 1833, se llamaba Barco del Tormes. En el Catastro de Ensenada, en 1752, figura como El Barco de Abila. Mucho antes, en 1625, el libro impreso más antiguo que se conoce sobre la entonces villa, lo denomina El Barco de Ávila.

Historia de El Barco de Ávila

Los vetones iniciaron las obras del Castro en la colina dominante, frente al paso de las aguas del río Tormes.
Los romanos tendieron el puente para unir esta zona estratégica con la calzada que llegaba del norte en dirección a Extremadura. Pasados los siglos, el Castro se convirtió en el castillo de Valdecorneja, segunda morada del Gran Duque D. Fernando Alvarez de Toledo, alrededor del cual fue creciendo la población.
En la villa de El Barco de Ávila existen restos de la muralla que la rodeó y una torre o cubo vigía; situada en el Prado del Cubo. El exterior es de piedra tosca sin más hue­cos que la puerta, servía de defensa y avisaba al Castillo en caso de peligro.

Sample Image

Como consecuencia de la ocupación árabe se mejoró notablemente la agricultura y se procedió a la construcción de pozos de agua potable. En aquella época casi todas las casas de la calle Mayor lo poseían para poder abastecerse en los asedios del recinto amurallado.
También fije notable la presencia judía en este pueblo, dedicándose a ejercer los más provechosos y artísticos oficios. El Barco de Ávila es un punto importante de la ruta abulense del Descubrimiento de América.
 
En Navarregadilla nació el clérigo Pedro de la Gasca, miem­bro del consejo supremo de la inquisición enviado por la Corona a Perú para restablecer el orden, después de la muerte del primer Virrey., Blasco Núñez de Vela, llegó a Perú en 1.548 y pacificó el territorio con verdadero éxito; autorizó diversas expediciones y fundó la ciudad de El Barco para facilitar las relaciones entre Chile y Rio de la Plata; fue una de las inteligencias más poderosas de la época. Volvió a España en 1.550 y está enterrado en la Iglesia de la Magdalena de Valladolid, fundada por él. Aún hoy se conserva en El Barco de Ávila el Chaflán de lo que fue su casa compuesto por piedras, colum­nas, balcón y escudo.

La localidad de El Barco de Ávila también es conocida como patria del anacoreta San Pedro del Barco.

Arte y Arquitectura de El Barco de Ávila

Castillo de Valdecorneja

Situado dominando el río y el puente, es el punto más elevado del valle.
Construido sobre un castro vetón que fue destruido por los romanos. Fue edificado en el siglo XII y reconstruido en el siglo XIV. Su perímetro es cuadrado, la superficie puede calcularse en 1.700 m2 sin tener en cuenta las dependencias desaparecidas como el foso y contrafoso, el rastrillo, el palomar, las caballerizas...Sample Image

La puerta principal es de arco gótico con grandes dovelas. A la derecha de la puerta, se alza defendiendo dicha puerta la torre del homenaje, cuadrada, desde la cual se accede a las almenas y torreones. Desde ellos se domina todo el valle y las sierras circundantes.
En el interior del Castillo, inicialmente existía un patio de armas con un surtidor en el centro y una galería de arcadas y columnas románicas adornada con una bellísima crestería gótica, conservándose parte de la misma en una casa de la Plaza Mayor. Como este Castillo fue en su primera época puramente militar, al habitarle los Señores de Valdecorneja, Condes y Duques de Alba, resultó estrecho e incómodo.
A finales del siglo XV se transformó el patio de armas en un patio de honor.

Las habitaciones de las damas estaban situadas en línea paralela a la cuesta de la Viñas. Las de los caballeros daban a la vista del Puerto de Tornavacas. Todo ello en el segundo piso. En la parte noble del Castillo se hallaba el tocador, la capilla, los comedores y el gran salón de juntas y audiencias. Existían hermosas ventanas con ajimeces y asientos junto a otros de distintas épocas.
También existe una pequeña puerta de escape que conduce a un paraje de lomas que descienden hasta el río.
 

El Puente Viejo

Sample ImageDebido a los muchos deterioros sufridos por causa de tantas guerras, se rehizo a comienzos del siglo XII, conservando las anchas pilas romanas y algún arco. Por esta reforma tiene ahora un estilo románico. El puente viejo de El Barco de Ávila es estrecho y alomado, con cuesta de subida y bajada. Tenía para su defensa una torre en el centro. Dicha torre fue destruida en el siglo XIX, así como cortado el ojo central, por las tropas francesas en su retirada. A los 10 años ya se había reconstruido el puente, pero no así la torre.
Tiene todos los caracteres de la arquitectura romana: anchas pilas de sillares almohadillados, machones, estribos y ocho arcos, todos distintos.

Siendo este pueblo un paso obligado a las calzadas, es fácil suponer que los romanos construyeran este puente inicialmente.
 

Ermita del Cristo

Tiene una tradición muy antigua.   Sample Image        
Por el siglo XIII, una gran crecida del Tormes arrastró, no se sabe desde dónde y dejó orillado a la izquierda del río por encima del puente, un Cristo de madera de tamaño natural.
Lo vieron unos  caminantes y junto a la gente del  pueblo  lo condujeron en procesión  a     la    Iglesia Parroquial, donde se dejó. A la mañana siguiente volvió a aparecer en el mismo sitio, lo llevaron de nuevo a la iglesia. Al día siguiente ocurrió igual.
La gente se convenció de que quería permanecer a la entrada del Puente y allí le erigieron una ermita, denominada del Humilladero inicialmente.
Cuatro siglos después se declaró ruinosa y en el siglo XVII (1672) se reconstruyó. Al hacer los cimientos surgió una corriente de agua que se recogió en una fuente de 3 caños. Desde entonces empezó a llamarse a la fuente y al Cristo del Caño.

Iglesia de la Asunción


Desde la Plaza de las Acacias, dejando atrás la ermita de San Pedro y a tu izquierda el Hospital de San Miguel (hoy Residencia de la 3ª Edad), puedes apreciar el conjunto de granito que forma la Iglesia con su torre adyacente. A tu derecha el ábside, coronado por la espadaña – con campana – del “reloj suelto”, rompe su estructura poligonal y presenta una pared lisa y recta que alberga la sacristía y la Sala Capitular, hoy museo de la parroquia.
 
Sample Image Fue construida en la misma época que las naves de la iglesia, en un claro estilo románico. Sus tres cuerpos aparecen marcados por dos cornisas, la primera de ellas decorada con sencillas bolas. El primer cuerpo es macizo, con una escalera de caracol, sin más huecos. Los dos cuerpos superiores presentan unas escaleras de madera “a la molinera”, que permiten acceder a los vanos abiertos a los cuatro puntos cardinales,    donde     se     sitúan  las  diferentes  campanas,   antiguo medio de comunicación. La torre fue edificio militar y religioso, puesto de vigilancia y reloj que marcaba los tiempos de oración. En el tejado, casi plano, con cubierta de madera, viven las cigüeñas, entre las ocho pirámides adornadas con bolas y añadidas en el siglo XV.

Ya dentro de la iglesia puedes apreciar su planta basilical, con las tres naves rematadas, hacia oriente, por los ábsides poligonales, sustentados por los contrafuertes exteriores e iluminados por varios ventanales ojivales. Aunque la mayor parte de la iglesia se construyó en el siglo XII (una inscripción nos habla del año 1144), los primitivos ábsides románicos fueron demolidos en el siglo XIV y reemplazados por los actuales góticos.

El impresionante órgano barroco, junto al coro, se sustenta en un robusto arco carpanel, añadido en la misma época que la Sala Capitular. El órgano lo construyó José de la Rea entre los años 1771 y 1773, con dos teclados, veinticuatro registros y tres fuelles, y la caja la realizó José de Incera y Juan Antonio Herrera. Tiene siete calles de tubos y trompetería – que cuando suenan llenan por completo el templo – adornadas con guirnaldas y medallones de rocalla. Está dorado y los fondos presentan tonos azules y rojos.
Muchas otras piezas interesantes alberga esta iglesia, recogidas en el museo o diseminadas por distintos rincones del templo.
 

 

OOPS. Your Flash player is missing or outdated.Click here to update your player so you can see this content.
Septiembre 2017
LunMarMieJueVieSabDom
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
casas rurales en gredos